Noticias desde el Home Office


Poder trabajar algunos días por semana en el Homeoffice y de esta forma recuperar tiempo de vida al no tener que transportarse por la CDMX – este sería el mundo ideal de los participantes en nuestra pequeña encuesta cualitativa – sin afán de ser representativa – que realizamos en Mayo 2020. Por Dolores Martínez y Ursula Heimann

73% de los 78 participantes comentaron estar trabajando en el Homeoffice por motivos de la pandemia del COVID-19, mientras un 24.36 % ya venía trabajando en el Homeoffice antes de la crisis.

62,82% de ellos quisiera seguir trabajando algunos días en el Homeoffice, mientras incluso 21,79% quisieran seguir trabajando la semana completa en este esquema.

Un 43,42% de todos ellos comentaron que su mayor factor de éxito en el Homeoffice es la reducción de los tiempos de transporte, incluso muy por encima de la inherente reducción de gastos (17,11%). Resalta que estos dos factores incluso pesan más que tener a la familia cerca, factor que alcanzó 11,84%, mismo porcentaje con el que se valoró el factor de alcanzar mayor concentración o productividad. 

Podríamos concluir que el aumento en calidad de vida pesa por creces más que el aumento en tiempo con la familia o el aumento en calidad de trabajo. Este resultado, resumido de forma un tanto provocadora, no significa necesariamente que los participantes no estén interesados en pasar tiempo con la familia o no estén interesados en entregar un buen trabajo. Nuestra interpretación es que el peso del tiempo diariamente invertido en el transporte es un “pain point” mucho mayor en nuestras vidas y por ende su reducción resalta mucho más como factor de éxito en esta mayoritariamente nueva experiencia de trabajar en el Homeoffice.  

Esta interpretación se fortalece con el hecho que solamente 9,21% afirman trabajar más cómodamente en el Homeoffice y un muy reducido 1,32% menciona poder organizar mejor su vida personal. Es decir, aspecto que pudieran hablar de un mayor grado de individualismo recibieron bajas valoraciones y no destacan mucho como factores de éxito del Homeoffice.

Para completar la visión expresada del Homeoffice echemos un vistazo a los factores que obstaculizan el trabajo desde casa. Aquí resalta que no hay un ganador tan marcado como en el caso de los factores de satisfacción. Más bien podemos distinguir tres pequeños grupos de factores, cada uno alcanzado alrededor de 30% de los votos. 

Por un lado el factor distracción: un total de 30% se sienten distraídos del trabajo con asuntos de la familia o de la casa. Por otro lado a un 32,46 % le pesa la falta de espacio adecuado o de una infraestructura técnica adecuada, incluyendo el acceso funcional y constante al internet. Finalmente, un 28,6% extrañan acceso a sus materiales de trabajo en la oficina, al intercambio con colegas o al tiempo de esparcimiento con colegas. 

Cabe destacar que 78 personas participaron en la encuesta. La muestra se generó al azar, sin representatividad estadística, pero nos da introspecciones muy valiosas en la percepción y el funcionamiento del trabajo desde casa. Un 66,67% de la muestra so mujeres. 84,62% de las 78 personas se encuentran entre 30 y 60 años, de hecho 34,62% entre 40 y 49 años. Con 57,7% más de la mitad trabajan en diferentes funciones del sector privado y 32,05% en el sector público. Los demás trabajan en asociaciones civiles u otros sectores.          

Ante el hecho que la crisis del COVID-19 va a seguir marcando nuestras vidas por un largo rato y además incluso al terminar va a cambiar nuestras vidas de forma marcada el Homeoffice se volverá una modalidad de trabajo bastante común en nuestras vidas. Por ello queremos indagar con ustedes un poco más sobre aspectos que perciben necesarios para poder trabajar de manera continua y de forma aún más exitosa en esta modalidad. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *