COVID 19 – Fortalecimiento e inclusión financiera de Mipymes en la crisis


Ursula Heimann. Publicado en Portal FinDev

Fortalecer a las micro y pequeñas empresas durante y después de la pandemia del COVID-19 requiere analizar las etapas de la actual crisis y la forma en la que las empresas tienen que operar en cada una de ellas.

Microempresaria. Foto: Florence de Maupeou, Concurso de Fotografía CGAP 2011.

La actual pandemia del coronavirus, además de los efectos sumamente delicados en la salud de los individuos, causa una crisis social y económica en prácticamente todos los países del mundo. Entre los grupos más afectados se encuentran diversos grupos de micro y pequeñas empresas.

Para identificar apoyos y servicios financieros que requieren para poder resistir a esta situación es importante distinguir tres etapas principales: 1) la etapa de emergencia inmediata, marcada por cuarentena y cierre de negocios, y por la culminación de contagios en la población, 2) la etapa de salida de la pandemia, y 3) la etapa de renovación después de la pandemia.

Por otro lado, es importante segmentar a las empresas por el grado en el cual están afectadas por la pandemia: 1) empresas cuyos productos y servicios son demandados durante la crisis, 2) empresas que pueden reenfocar sus productos y servicios a la demanda durante la crisis, y 3) empresas, que reducen o cierran sus operaciones y sufren bajas considerables en sus ventas e ingresos.

Para cada grupo se requieren apoyos específicos enfocados a actividades y necesidades en tres rubros clave: operaciones, salud financiera y servicios financieros.

Hay empresas que siguen operando durante la crisis o incluso crecen, porque producen o comercializan alimentos, insumos para el sector salud, servicios digitales u otros productos claves con una alta demanda durante la crisis. Estas empresas requieren, en la etapa primera de emergencia, apoyo para poder proteger la salud de sus colaboradores y para operar o incluso crecer, incluyendo canales de ventas y logística de entrega funcionales.

Requieren fondos y crédito para las inversiones a realizar, y servicios de pagos digitales y móviles, para reemplazar los pagos en efectivo que aun usan. Además, seguros de gastos médicos mayores serán una herramienta importante para dueños y colaboradores de estas empresas.

Para fortalecer su salud financiera es importante ofrecer asesoría y planeación financiera, para mantener finanzas sanas en sus negocios y en sus hogares ante los imprevistos financieros de esta crisis.

«Para cada grupo se requieren apoyos específicos enfocados a actividades y necesidades en tres rubros clave: operaciones, salud financiera y servicios financieros».

Al finalizar la pandemia y al entrar en la etapa de renovación, estas empresas requieren asesoría estratégica para adaptar sus productos y servicios al nuevo entorno, marcado por cambios profundos a raíz de la pandemia.

Requieren tener acceso a una gama de servicios financieros relevantes, capital de trabajo y liquidez, productos para generar reservas, créditos para invertir y una gama flexible de servicios de pagos digitales y móviles.

Apoyos y servicios financieros similares requiere el grupo de empresas que pueden reenfocar sus operaciones a productos y servicios requeridos en la crisis. En las etapas de salida de la crisis y renovación estas empresas requieren apoyo para visualizar una estrategia de negocios a partir de sus nuevas operaciones o retomando las operaciones previas, pero en un entorno cambiado. La estrategia financiera tiene que incluir un análisis de riesgos financieros futuros y medidas de previsión respectivas para la empresa, y con respecto a las finanzas personales de los dueños y colaboradores. Para lograr todo ello se requiere acceso una amplia gama de servicios financieros relevantes e innovadores, basados en tecnología digital y móvil.

Finalmente, un tercer grupo son micro y pequeñas empresas que sufren severas bajas de sus ventas e ingresos a raíz de la pandemia. Ellas, durante la etapa de emergencia, buscan sobrevivir y mantener su infraestructura, sus equipos humanos y los lazos con proveedores y clientes que han generado para su negocio. Requieren apoyo, enfocado a salvar, en la medida de lo posible, los empleos y oportunidades de ingreso que ofrecen en su localidad y región.

Para fortalecer su salud financiera es importante contar con fondos para cubrir sus costos operativos, los sueldos de los colaboradores y los gastos de vida de sus dueños, sean ahorros, transferencias públicas o créditos. Las instituciones financieras pueden apoyar a estas empresas reestructurando créditos y aplazando fechas de pago, otorgando créditos de liquidez y ofreciendo acceso flexible a ahorros realizados, incluso si son a plazo.

En las etapas de salida y renovación estas empresas requieren apoyo estratégico para reiniciar su negocio e innovar en productos y servicios adaptándose al nuevo entorno, en el cual tendrán que operar después de la crisis. En materia de salud financiera los dueños de estas empresas requieren apoyo para analizar sus riesgos financieros futuros y prevenirlos de forma adecuada, generando ahorros relevantes y adquiriendo seguros clave para sus empresas y su vida personal.

El sector financiero deberá acompañarlos en la recuperación e innovación de sus negocios, con una oferta que incluye sistemas de pago digitales, capital de trabajo y créditos para inversiones, productos de tesorería y ahorros, además de seguros de vida o de gastos médicos mayores, entre otros.

En la tabla de abajo, se muestran los enfoques en operaciones, salud financiera y servicios financieros de los tres grupos de empresas en las tres etapas de la crisis del coronavirus. De esta forma la tabla sirve como una herramienta para visualizar posibles apoyos de fortalecimiento además de servicios financieros que requieren las micro y pequeñas empresas durante y después de la pandemia del COVID-19. Conforme vaya avanzando esta crisis y se desarrollan las medidas para enfrentarla, será posible especificar con más detalle las actividades y necesidades en las etapas II y III, que en esta tabla se resumen de forma conjunta para ambas etapas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *